Facebook Twitter

 

El café es la segunda bebida más consumida después del agua. Alrededor de 70 países cultivan la planta de café, con una alta variedad de diferentes especies, siendo las más importantes: Coffea arabica (arábica) y Coffea canephora (robusta).

El café es la principal fuente alimentaria de cafeína. El contenido de cafeína en una taza de café (240 ml)

 

de grano regular es de 100 mg, mientras que, para el café descafeinado es de 2 mg, y para el café instantáneo, de 30 mg. El café espresso se sirve en porción de 30 mililitros y éste contiene 64 mg de cafeína.

 

Los beneficios del café están asociados a la cafeína (1, 3, 7-trimetil xantina) ya que posee actividad antioxidante, estimulante de actividad de mitocondria, neural y de utilización de glucosa. Además, el café contiene compuestos fenólicos (ácido clorogénico, ácido cafeico, hidroxihidroquinona) y terpenos (cafestol y kahweol), que son efectivos en disminuir el estrés oxidativo, daño y muerte celular, debido a su actividad antioxidante.

Otro componente es la trigonelina que posee actividad en la regeneración de dendritas y axón en las neuronas, por lo que mejora la memoria.

Estudios publicados en el Journal of Alzheimer Disease (2009 y 2010) reportaron que el consumo moderado de café reduce el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer en edad tardía. Se sugiere que el consumo sea de 3 a 5 tazas de café durante edad joven y adulta.

El café descafeinado no tiene este efecto. En 2002, el American Journal of Epidemiology publicó que la combinación de factores como el consumo de vino, café y realizar actividad física regularmente, reducen el riesgo de enfermedad de Alzheimer.

La actividad de los compuestos del café, así como el consumo regular del mismo, se ha relacionado con la prevención de enfermedades como la demencia, Diabetes Mellitus, cáncer y ateroesclerosis, revisado en Clinical Reviews in Food Science and Nutrition (2011).

La Organización Panamericana de la Salud recomienda consumir de 3 a 4 tazas de café al día (300– 400 mg de cafeína).

En el embarazo se sugiere consumir menos de 3 tazas de café al día (menos de 300 mg de cafeína). Exceder el límite seguro del consumo de cafeína puede provocar efectos nocivos, tales como dolores de cabeza, diarrea, inflamación intestinal, hipertensión, y durante el embarazo, en exceso, puede provocar aborto.

Disfrutar una rica taza de café todos los días, te mantendrá alerta, además de protegerte.

Comentarios

Artículos relacionados

Descarga la Revista

Revista Nutrien #7

Facebook

Banner

Números anteriores

Nutrien, Revista #3Nutrien, Revista #4

Banner

Banner

Búscala en:

American Overseas Dietetic Association

image

Nutrien Recomienda

En esta sección encontrarás consejos útiles  para la compra de alimentos

Ver los Productos

image

Recetas Nutrien

Esta sección contiene las recetas de Nutrien para una cocina saludable y deliciosa.

Ver las Recetas

image

Consulta Experto

En esta Seccion encontrarás preguntas sobre nutrición y salud respondidas por nuestro experto.

Entra a Consulta

image

Basado en Evidencia

En esta sección encontraras algunos datos curiosos basados en Evidencia.

Enterate