Facebook Twitter

 

Numerosos estudios han encontrado que si no obtenemos suficiente vitamina D, tenemos mayor riesgo de padecer cáncer de seno, próstata y colon. Esto debido, en parte, a que la vitamina D evita el crecimiento anormal de las células.

 

La Escuela de Salud Pública de Harvard señala “que muchos tipos de células en el organismo utilizan vitamina D para regular funciones celulares críticas, por lo que una deficiencia puede ocasionar un sistema inmunológico debilitado, así como un aumento de riesgo de cáncer de colon, y otros tipos”.

Recientemente (noviembre, 2010) el Instituto de Medicina de Estados Unidos IOM, estableció nuevas recomendaciones de vitamina D. Tanto en adultos como en niños, aumentó a 600 UI diarias. Para las personas de tercera edad, la recomendación es mayor, 800 UI.

La vitamina D se puede obtener de la dieta y de la luz solar, ya que nuestra piel la absorbe. Sin embargo, tenemos pocos alimentos que la contienen. Los pescados grasos, como el salmón y el atún, así como la yema de huevo, son buenas fuentes de vitamina D. Otra opción son los alimentos adicionados con vitamina D, como la leche, el yogur, el jugo de naranja y los cereales.

Algunos ejemplos de la cantidad de vitamina D que contienen los alimentos son los siguientes: 120 gr. de salmón aportan 360 UI de vitamina D; 90 gr. de atún, 200 UI; y un vaso de leche, 100 UI. En cuanto a los alimentos adicionados, varía la cantidad según las marcas.

Una de las funciones más importantes de la vitamina D es mantener los huesos y los dientes sanos, ya que se requiere para una absorción adecuada de calcio y para la regulación del metabolismo óseo.

Forman parte de los grupos en riesgo de presentar una deficiencia de vitamina D los adultos de la tercera edad, las personas que no tienen exposición a la luz solar y los obesos. Estos últimos debido a que la vitamina D es soluble en grasa, por lo que se deposita en sus tejidos, disminuyendo la disponibilidad de esta vitamina para desempeñar otras funciones.

En sí, la dieta debe aportar todos los nutrimentos necesarios; sin embargo, la vitamina D puede ser un nutrimento que se requiera tomar como suplemento. De los dos tipos de vitamina D disponibles, es preferible la D3 (colecalciferol) ya que es de tres a cuatro veces más efectiva que el otro tipo, D2 (ergosterol).

Se recomienda no tomar más de 2000 UI de vitamina D diarios. El límite superior de ingesta de vitamina D es de 4000 UI al día. Siempre es importante consultar con su nutriólogo antes de tomar un suplemento.

Comentarios

Artículos relacionados

Descarga la Revista

Revista Nutrien #7

Facebook

Banner

Números anteriores

Nutrien, Revista #3Nutrien, Revista #4

Banner

Banner

Búscala en:

American Overseas Dietetic Association

image

Nutrien Recomienda

En esta sección encontrarás consejos útiles  para la compra de alimentos

Ver los Productos

image

Recetas Nutrien

Esta sección contiene las recetas de Nutrien para una cocina saludable y deliciosa.

Ver las Recetas

image

Consulta Experto

En esta Seccion encontrarás preguntas sobre nutrición y salud respondidas por nuestro experto.

Entra a Consulta

image

Basado en Evidencia

En esta sección encontraras algunos datos curiosos basados en Evidencia.

Enterate