Facebook Twitter

 

Todos nos hemos sentido tristes alguna vez, ya sea por una pérdida, porque terminamos una relación o porque las cosas no resultaron como planeábamos. Sin embargo, cuando estos sentimientos continúan por más de dos semanas y se suman otros síntomas, puede ser que se trate de depresión.

 

 

Esta enfermedad, aunque es mucho más frecuente en mujeres, afecta también a los hombres. Factores de riesgo importantes son: historia familiar de depresión; niñez o adolescencia difícil; padecimiento de enfermedades crónicas; abuso de alcohol, entre otras causas.

Es común que la depresión no sea diagnosticada y que se considere como cansancio, exceso de estrés o aburrimiento. Sin embargo, en esta enfermedad, además de los cambios en el estado de ánimo, se dan cambios cognitivos, como dificultad para concentrarse y tomar decisiones, así como alteraciones de la memoria.

En los cambios físicos, se pueden presentar aumento o pérdida de apetito; síntomas inespecíficos, como náusea, colitis y también ausencia de deseo sexual. Un síntoma muy común es el llanto fácil sin causa aparente.

Lo que complica el diagnóstico es que el paciente, como parte de su enfermedad, no busca ayuda, lo que conlleva a que la depresión se intensifique. Por ello, es conveniente que las personas que conviven con pacientes con depresión, comprendan que, para ellos, no basta solo querer sentirse mejor, sino que necesitan someterse a un tratamiento especial.

Para el manejo de la depresión, se recomienda una terapia conjunta de consejería especializada y modificación en el estilo de vida:

a) Consejería especializada:
• Consejería no profesional: platicar con personas de respeto o de su religión.
• Consejería profesional: consultar a su médico familiar, psiquiatra, psicólogo o psicoterapeuta. El especialista a acudir dependerá de la severidad de los síntomas.
• Psicoterapia individual o de pareja y familia.
• Farmacoterapia prescrita por el especialista.

b) Modificaciones del estilo de vida:
• Dieta saludable: incluir frutas, verduras, cereales de granos enteros y lácteos descremados.
• Ejercicio regular: mínimo, 3 veces por semana, de preferencia al aire libre.
• Sueño en cantidad adecuada y reparador.
• Manejo adecuado de las emociones: mejorar relaciones interpersonales.
• Aprender a perdonar, incluyendo a sí mismo.
• Aprender a relajarse: manejo adecuado del estrés, técnicas de relajación, masajes terapéuticos.
• Fortalecer la salud espiritual: asistir al culto de su religión, meditar, orar.

Comentarios

Artículos relacionados

Descarga la Revista

Revista Nutrien #7

Facebook

Banner

Números anteriores

Nutrien, Revista #3Nutrien, Revista #4

Banner

Banner

Búscala en:

American Overseas Dietetic Association

image

Nutrien Recomienda

En esta sección encontrarás consejos útiles  para la compra de alimentos

Ver los Productos

image

Recetas Nutrien

Esta sección contiene las recetas de Nutrien para una cocina saludable y deliciosa.

Ver las Recetas

image

Consulta Experto

En esta Seccion encontrarás preguntas sobre nutrición y salud respondidas por nuestro experto.

Entra a Consulta

image

Basado en Evidencia

En esta sección encontraras algunos datos curiosos basados en Evidencia.

Enterate